PENSAMIENTO Y LENGUAJE (II)

DISFASIA

DISFASIAS INFANTILES (III)

Escrito por psicologiaylenguaje 27-05-2008 en General. Comentarios (1)

DISFASIA INFANTIL ADQUIRIDA

 

La disfasia adquirida representa un porcentaje muy pequeño de casos (0,25 por 100) en niños en comparación con la disfasia evolutiva. Este tipo de trastorno supone una pérdida del lenguaje ya adquirido, ya sea por lesión cerebral o por pérdida progresiva. Como se trata de un lenguaje ya adquirido cuando se produce por lesión, la edad de 3 años puede considerarse límite inferior; y aunque no hay un límite superior preciso, cabe decir que a partir de los 10 años se parecen cada vez más al del adulto. Pero puede darse una recuperación con el tiempo porque el hemisferio intacto puede asumir las funciones del lenguaje; las lesiones ocurridas después de los 10 años de edad producirían trastornos del lenguaje parecidos a los del adulto, porque el hemisferio intacto se vuelve cada vez más especializado y menos capaz de adaptarse y reorganizarse.

 

Las disfasias originadas por lesión en el hemisferio derecho suponen un porcentaje mucho más elevado en niños que en adultos, disminuyendo dicho porcentaje si los niños son ya mayores. Asimismo, los niños se recuperan del trastorno mucho más pronto que los adultos. 

 

Leyre Artaiz

 

DISFASIAS INFANTILES( II)

Escrito por psicologiaylenguaje 27-05-2008 en General. Comentarios (0)

La disfasia evolutiva puede dividirse en expresiva y receptiva (Cantwell y Baker, 1987). En la disfasia expresiva se dan defectos de habla predominante expresivos o que afectan a la emisión del habla por el niño disfásico, pudiendo variar desde quienes se hacen entender hasta los casos más graves que no logran hacerse entender hablando. Los niños con este tipo de disfasia se caracterizan por tener menos problemas emocionales y de conducta que aquellos que tienen disfasia receptiva; también muestran deseos de comunicarse, como se observa en sus vocalizaciones, gestos y contacto ocular. En la disfasia receptiva el defecto es predominantemente de recepción del habla. No hay pérdida auditiva general en la disfasia receptiva, sino pérdida de la capacidad de diferenciar sonidos del habla y de atribuirles significado. Estos sujetos suelen presentar mayores problemas de conducta y emocionales que los disfásicos expresivos, así como también pueden parecer menos comunicativos.

 

Los niños con disfasia evolutiva son mucho más lentos que los niños normales. Sus procesos fonológicos parecen ser los de niños normales en etapas anteriores del desarrollo. Pueden suceder situaciones como omisiones de sílabas o fonemas, reducciones o simplificaciones de grupos consonánticos.

En relación con el desarrollo de sus capacidades, son relevantes los estudios de Menyk(1978) sobre la capacidad de imitación de frases de los niños disfásicos en comparación con su capacidad de producir espontáneamente frases similares. Los niños normales son capaces de imitar algunas estructuras sintácticas que aún no pueden producir espontáneamente. En cambio, los niños disfásicos mostraban un patrón inverso, ya que eran incapaces de repetir algunos tipos de frases que ellos habían usado en su habla espontánea.

Al no existir correlación entre la capacidad de imitación de frases y de cadenas de palabras sin sentido, se puede concluir que la significación es un factor importante en el procesamiento del lenguaje de los niños disfásicos.

 

Leyre Artaiz

DISFASIAS INFANTILES (I)

Escrito por psicologiaylenguaje 27-05-2008 en General. Comentarios (2)

La disfasia evolutiva es un trastorno específico del lenguaje tanto a nivel de expresión como de comprensión que se da en un niño de inteligencia normal y que no presenta ningún tipo de trastorno. Esa discapacidad del niño no depende de otros cuadros clínicos como la sordera, el retraso mental, el autismo infantil, la parálisis cerebral o las alteraciones emocionales. Cuando el fallo es específico sin ser un síntoma de otros cuadros clínicos o de otras condiciones estamos ante la disfasia evolutiva como trastorno primario. Así pues, son disfásicos evolutivos aquellos niños de inteligencia normal que no poseen un normal desarrollo del lenguaje, sin que tal fallo pueda explicarse por factores ambientales, sensoriales, motores o emocionales.

Las dificultades en el desarrollo del lenguaje constituyen un problema bastante corriente, con porcentajes que van del 3% al 8% de los niños de preescolar, según las muestras observadas. El 60% de esos niños, se halla a los 9 años, en clases para niños con problemas de aprendizaje. Aunque también se dan otros problemas en estos niños, el que resulta más relevante para impedir un progreso académico normal es la discapacidad en el desarrollo del lenguaje. Para Ingram (1982), entre el 30 y 40 por ciento de los niños internados en centros especializados son niños con disfasia evolutiva, y en una elevada prporción de ellos hay antecedentes de otros familiares con un retraso al aprender a hablar y con dificultad a la hora de aprender a leer y deletrear. También en estas familias es frecuente la existencia de zurdos y ambidiextros. No hay distinción entre sexo en cuanto al número de niños que padecen esta disfasia.

 

 

Leyre Artaiz